Principal > KBA > El KBA o cómo pasé... 1 2 3

El KBA o cómo pasé un verano entero en Canarias (2)



Probka? Paso de ti...

Lena no sabía español (ahora está aprendiendo a pasos agigantados). Así que hablábamos con ella en inglés. Eso nos permitió practicar este idioma a pesar de no haber salido de nuestro propio país. Cada uno chapurreaba lo que podía y casi siempre me tocaba a mí comunicarme con ella para los mensajes complicados. Por otro lado, como a mí me encantan los idiomas, me interesé por su lengua natal, el ruso. Así que Lena me enseñó lo poco de ruso (con acento ucraniano) que sé. La primera palabra que me enseñó fue Probka, tapón de botella y también atasco. Precisamente estábamos en una guagua hacia Bajamar en medio de un atasco cuando me la dijo... A cambio, yo le enseñé algo de español, con frases coloquiales como Paso de ti. Muy gracioso, hasta que un día Lena me la dijo en serio... qué corte. Pero sólo era una broma.



Era una noche oscura y tenebrosa...

Una noche espantosa. Los bandidos se ocultaban en el bosque. El Capitán se levanta y dice: Pedro, cuenta esa historia que tan bien sabes y tan mal dices. Pedro se levanta y dice: Era una noche oscura y tenebrosa...

Más o menos eso es lo que pasó el día que se nos ocurrió a Marcos, Luis, Nohelia, Dani de BCN y a mí subir al Refugio en lo alto del Teide, a 3500 m de altura, por el camino de Montaña Blanca. Cayó la noche a mitad de camino y no pudimos terminar la excursión. A Dani le entró el mal de altura, sólo teníamos una linterna, cuyas pilas estaban a punto de acabarse, el ambiente entre nosotros estaba bastante enrarecido y no teníamos ni idea de cuánto nos faltaba para llegar al Refugio. A lo lejos, varias tormentas (¿o eran cohetes voladores en algunas fiestas patronales?) No tuvimos otra opción que deshacer el camino recorrido, en la oscuridad de la noche y por caminos peligrosos. Al final todo quedó en una anécdota...

Montaña Blanca. En las colinas del fondo, está el Observatorio de Izaña
Montaña Blanca. En las colinas del fondo, está el Observatorio de Izaña



Visita a Izaña

El IAC nos preparó una visita al Observatorio de Izaña, en el Teide, a unos 2400 metros de altura. Todos los becarios de verano fuimos allí. Tras entrar en una Torre Solar alemana, desde donde conseguimos estupendas vistas, y tras visitar otras instalaciones, cenamos tranquilamente en el comedor. Después, observamos algunos objetos astronómicos con los telescopios IAC-80 y Carlos Sánchez.

Teide desde Izaña
Teide desde Izaña
Observatorio de Izaña desde Torre Solar alemana
Observatorio de Izaña desde Torre Solar alemana
Becarios de Verano en Izaña. Al fondo, Gran Canaria
Becarios de Verano en Izaña. Al fondo, Gran Canaria
La Pirámide Solar de Izaña
La Pirámide Solar de Izaña
Camino de la Torre Solar alemana
Camino de la Torre Solar alemana
Visitando a Roi, que trabajaba habitualmente en Izaña
Visitando a Roi, que trabajaba habitualmente en Izaña



Y llegó el turno del Eclipse de Sol

El 11 de agosto de 1999 se produjo el último eclipse total de Sol. Por desgracia, la franja de totalidad se encontraba muy lejos de Canarias, ya que atravesaba Europa Central. Desde La Laguna, el eclipse fue parcial. A pesar de ello, se organizó una jornada de observación del fenómeno astronómico para el público en general desde el Museo de la Ciencia y el Cosmos, situado junto al IAC.

Día del Eclipse de Sol
Día del Eclipse de Sol
Antena del Museo de la Ciencia y el Cosmos
Antena del Museo de la Ciencia y el Cosmos
Eclipse Total de Sol
Eclipse Total de Sol



Masca, las Cañadas y Concierto en la playa

Uno de los mejores días del verano fue toda una experiencia: Desde el pueblo de Masca, en el extremo oeste de Tenerife, un lugar lleno de palmeras y vegetación, hay un camino entre acantilados que conduce hasta el mar. Una excursión completamente recomendada, a través de un paisaje sin igual. Aproximadamente en cuatro horas, se llega a una pequeña cala en la que se agradece un chapuzón tras el calor pasado. A este lugar sólo se puede llegar en barco o por el camino antes mencionado. Así que no es de extrañar que una compañía de barcos de turismo recoja a los turistas que han llegado hasta allí y los lleve a la localidad cercana de Los Gigantes en un pequeño paseo por el océano.

Mirador de Masca, antes de empezar el paseo
Mirador de Masca, antes de empezar el paseo
Palmera en Masca
Palmera en Masca
Excursión de Masca
Excursión de Masca
Alto en el camino
Alto en el camino
Chapuzón refrescante como recompensa
Chapuzón refrescante como recompensa


Tras regresar adonde teníamos aparcado el coche, aprovechamos la ocasión de ver el atardecer desde las Cañadas del Teide. Realmente llegamos con el tiempo justo. Nada más bajarnos del coche, un Sol con un rojo intensísimo atravesó las nubes más cercanas al horizonte, y en menos de cinco segundos, terminó el atardecer más fugaz pero impresionante que he visto nunca.

¿Y para rematar el día? Nada más que ir a un concierto en la playa de Los Cristianos: Son Latino. Música latina en la que destacó la presencia de Hevia (al que se le estropeó la gaita electrónica), el grupo canario Sin Fundamento, con su emblemática canción del Higo Pico, Pancho Céspedes, que durmió al personal, Compay Segundo, con más marcha que ninguno a pesar de su edad y, cómo no, el canario por excelencia, Pedro Guerra y "La Lluvia nunca vuelve hacia arriba", la verdadera canción del verano (con permiso de Lou Bega y su Mambo No. 5).


Ver más fotos del KBA --- Volver a la página anterior